Última modificación: 22 de mayo del 2018

Quemaduras: Conceptos esenciales
Las quemaduras son lesiones de la piel y mucosas debidas a alteraciones térmicas producidas por agentes químicos, físicos, eléctricos o biológicos.

Se clasifican en función del espesor de tejido afectado y en función de la extensión de la lesión en la superficie corporal con la regla de los 9 que veremos a continuación.

Clasificación de las quemaduras:

En función del espesor del tejido lesionado, las quemaduras se clasifican de menor a mayor profundidad en primer, segundo y tercer grado. Algunos autores también han descrito hasta un cuarto grado.

Quemaduras de primer grado o superficiales: Las más frecuentes son por exposición solar. Encontraremos la piel eritematosa y dolorosa al tacto. El tratamiento es tópico y se recupera en 3-6 días.

Quemaduras de segundo grado o de espesor parcial: Causadas por fuego o líquidos calientes (escaldadura). La piel presenta un aspecto eritematoso, moteado además de ampollas y son muy dolorosas. Después de enfriarla con agua templada, debemos tratarla con pomadas antibióticas y vendajes especiales.

Las quemaduras de segundo grado debemos enfriarlas inmediatamente con agua templada, posteriormente trataremos con pomadas antibióticas.

Quemaduras de tercer grado o espesor completo: Por llamas, escaldadura o metales, también incluyen las quemaduras químicas y eléctricas. La piel presenta un aspecto blanco nacarado y apergaminado y no son dolorosas. Su principal complicación son las cicatrices que causan retracción de los tejidos que, en función de su localización, puede provocar restricción de los movimientos respiratorios o limitar la movilidad articular, para evitarlo el tratamiento de elección es a través de injertos cutáneos.

Quemaduras de cuarto grado: Descritas por algunos autores. Son aquellas  cuya profundidad alcanza piel, tejido subcutáneo, fascia y músculo hasta hueso.

Para una mejor comprensión de ésta clasificación, compartimos la chuleta de Medcomic que habla del tema:

Clasificación quemaduras medcomic chuleta

Estimación de superficie corporal quemada: Regla de Wallace

En nuestro medio la regla más utilizada es la de los nueves en la que cada región corporal representea el 9% o el 18% excepto la zona perineal que constituye el 1% de la extensión. Ésta regla cambia en niños pequeños y lactantes.

La cara dorsal o anterior del brazo es un 4,5% y la cara posterior el otro 4,5%, por tanto cada brazo completo es en total 9%. Al igual que en las piernas en la que la cara anterior es un 9%  y  cara posterior es un 9% , en total 18% por cada pierna. 

regla de los nueve o de wallace

 

Reposición de líquidos: Fórmula de Parkland

Es importante la reposición de líquidos para el mantenimiento del volumen circulatorio, para saber cuánto debemos reponer utilizaremos la fórmula de Parkland que incluye el peso del paciente y la superficie corporal quemada. Canalizaremos dos vías venosas y  realizaremos control de diuresis a través de sondaje vesical.

Como medidas iniciales, debemos enfriar las lesiones con agua o suero templado ¡nunca utilices agua fría ni hielo por riesgo de hipotermia! y nunca retires la ropa adherida a la piel.

A continuación os dejamos la infografía que hemos elegido para tratar éste tema de Enfermera en Proceso (podéis encontrar a la autora en Instagram):

Quemaduras: Conceptos esenciales chuleta

Fuente, autoría y bibliografía

– Autora chuleta principal: Enfermera en Proceso (publicación).
– Autor chuleta complementaria: Medcomic.
– Fuente regla de los nueve: Diapositiva 43.

Bibliografía:
-R. Moratal. Emergencias Extrahospitalarias. Ed Marbán (2006).
-Jonh Campbell. Manual International Trauma Life Suport (ITLS) 3ª Edición (2014).

Médico Residente de 4º año de Medicina Familiar y Comunitaria. Aportando a Estudiantes, Médicos, Enfermeras y otros Profesionales Sanitarios sobre Medicina y Salud.

Etiquetas: , , , , , , , ,